Comparte con tus familiares y amigas

A mi hija, Si me necesitas, llama, no importa si estoy durmiendo, si tengo problemas o si estoy enojada contigo. Si necesitas hablarme, yo siempre estaré ahí para tí. No importa que tan grande o tan chico sea el problema. Yo estaré siempre disponible para ti.