Parto Instrumental: El Forceps

Comparte con tus familiares y amigas

A veces la expulsión del bebé hacia el exterior se ve dificultada y el médico debe actuar para ayudarle a nacer.

Algunas de las causas que pueden llevar a esta situación son:

  • Mala posición del bebe: la cabeza no se encuentra bien colocada para descender.
  • Periodo expulsivo prolongado: sucede muchas veces si se ha dado anestesia epidural ya que la capacidad para pujar se ve aminorada o también cuando la madre esta agotada por la duración del trabajo de parto.
  • Alteración de las contracciones: al final del parto, si pierden intensidad y frecuencia no respondiendo el útero a pesar de la medicación administrada.

Sufrimiento fetal: cuando se determina que el bebe tiene dificultades para recorrer el último tramo del canal de parto.

En cualquiera de estas circunstancias, el médico dispone del forceps para resolver el parto.

¿Que es un forceps? 

Se parece a dos cucharas que se cruzan en forma de equis. Se aplica en torno a la cabeza del bebé pudiendo inclinarla y girarla suavemente para que salga en la posición adecuada.

¿Es peligroso para el bebe?

A pesar de haber salvado la vida a miles de niños, el forceps tiene mala reputación. Si bien es cierto que en el pasado su mala aplicación acarreó accidentes, hoy en día es un instrumento seguro. Aplicado correctamente, las lesiones son mínimas, casi iguales a las de un parto normal y desaparecen a los pocos días.

Por lo tanto si estas en sala de partos y tu médico te informa que va a aplicar un forceps, no tengas miedo, piensa que va a utilizar un instrumento seguro y necesario para que tu bebé nazca con salud.