¿Parto vaginal o cesárea?

Comparte con tus familiares y amigas

Para las lectoras embarazadas esta es una pregunta que se instala desde el mismo momento que registran positivo el test de embarazo; no esta mal, me parece válido el cuestionamiento, pero también es necesariamente valido saber que se es igual de madre independientemente que el nacimiento sea vaginal (parto) como abdominal (cesárea). También es muy cierto, y esto lo avala la experiencia, que ese cuestionamiento básico nos permite tener en la consulta pacientes que denotan una marcada predisposición a determinado tipo de parto.

En general esta idealización sobre el hecho más importante y a la vez intransferible de la vida, nos lleva a pronosticar a priori la experiencia que vamos a compartir.

Si bien es cierto que las decisiones obstétricas son resorte exclusivo del medico obstetra, no es menos cierto que la orientación y la preparación de la mayoría de las futuras madres apuntan a un parto natural. Por lo tanto somos nosotros los que tenemos la obligación de trasmitir todo lo que significa dinámicamente un proceso de parto y las distintas derivaciones a las que se puede arribar al final de este proceso. Para nosotros, los obstetras, esta es una pregunta histórica, que desde el mismo momento que la formulamos encierra una decisión difícil. No sería complicado determinar la vía de elección para el nacimiento sino tuviera esta conducta connotaciones tan importantes, no solo obstétricas sino también sociales, psicológicas, económicas, generacionales, legales etc. que tratare de analizarlas para que puedan entenderlas claramente.

Si comienzo analizando las connotaciones obstétricas, no seria honesto de mi parte si no aclaro que de la misma manera que existen en la mujer embarazada una clara inclinación hacia un determinado tipo de parto, también nosotros los obstetras tenemos, de acuerdo a la edad profesional, a la formación, a la experiencia, a la entrega, a la concepción obstétrica etc., una idea clara hacia que tipo de parto apuntamos y que parámetros manejamos para decidir la forma de finalización del mismo. Para los que nos formamos con un índice de cesáreas del 10 al 12 % nos sorprende de sobremanera este incremento desmesurado a las cifras actuales del 35 al 40 % de operación cesáreas pero no podemos ignorar que existe hoy gracias al incremento tecnológico con el monitoreo fetal, la ecografía obstétrica, el eco doppler etc. muchas mas posibilidades de conocer el pronostico del bebe aunque sea aproximado del estado de su vitalidad antes del nacimiento; este avance tecnológico es el que ha hecho variar la estadística a favor del aumento de cesáreas.

Habría que preguntarse si esta postura más activa ha logrado mejorar estadísticamente lo que en definitiva estamos buscando el bienestar de la madre y del recién nacido. Desde lo social es lógico pensar que la futura madre quiera vivir la experiencia de un parto vaginal y no un parto quirúrgico, por lo tanto es necesario dejar bien en claro que nosotros estamos en condiciones de ofrecer es una actitud controladora para llegar al equilibrio entre lo que se puede y lo que se debe.

No me puedo apartar del factor psicológico como determinante en estas distintas formas de terminar el parto, ya que estamos tratando con una mujer sana con las vivencias lógicas de un proceso fisiológico y con las fantasías que esto despierta. Desde lo económico me interesa desmistificar la idea de que el incremento de las cesáreas se debe a un factor económico ya que contrariamente a lo que se sugiere los obstetras cobran el mismo tipo de honorarios independientemente de la vía final del nacimiento.

No puedo ni debo dejar de mencionar el factor legal como influyente para poder soporta hoy un índice tan marcado de cesáreas. Es en la medicina de hoy basada en la evidencia donde este tema tiene tanto sustento ya que el temor a que nos juzguen personas que nada tienen que ver con la obstetricia nos hacen tomar conductas mucha veces apresuradas pero que nos aseguran un bienestar del bebe y también nuestro. Por último no es mi intención crear al plantear este tema ningún tipo de rivalidades ya que cada uno de nosotros sabemos como actuamos manejándonos con lo mas preciado que tenemos: profesionalismo.

Para las lectoras, luego de las aclaraciones sobre tan controvertido tema, les sugiero a modo de resumen que confíen en la capacidad, idoneidad y equilibrio del profesional que ustedes eligieron para compartir este momento de la vida.

Autor: Dr. Gustavo R. Katz - Ginecología y Obstetricia


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.