Que es la depresión postparto?

Comparte con tus familiares y amigas

La depresión postparto puede afectar a muchas madres, sobre todo a la madres primerizas; después de dar a luz, gran parte de las mujeres se sienten tristes y de mal humor, casi la mayor parte de las mujeres sufren un bajón emocional durante el embarazo, convirtiéndose este bajón en diversas ocasiones en una depresión postparto. Para evitar esto es preciso prepararse y que cuando llegue no ocupe tanto tiempo y preocupación. Hay que pensar que el embarazo, a pesar de todas sus molestias comunes, es la mejor época de toda mujer y hay que disfrutar de este momento, la vida de la mujer cambia en todo ámbito, pero de esto trata este proceso y no siempre será malo.

Luego del parto, la mujer está más sensible, todo lo que lo rodea debe tenerle paciencia y hacer su vida más fácil, igualmente se tiene que descansar y relajarse en los tiempos libre que se tenga. Entre los síntomas de la depresión postparto, que más comúnmente se suscitan, están además de la tristeza, la aspereza, los cambios de humor repentinos, los trastornos de sueño, irratibilidad, ansiedad, inquietud, puede que ocurra un cambio drástico en la alimentación (comer o no comer) y puede que suceda la falta de apetito sexual.

La depresión puede presentarse a pocas horas del nacimiento del niño, o durante las primeras dos semanas, las emociones, los cambios hormonales y la genética juega un papel importante. Después del parto ocurre un descenso importante de hormonas y cambios en el volumen de sangre, presión, en el metabolismo y sistema inmune que pueden dar lugar a la depresión.

En casos graves se debe atender y medicar, pues la depresión puede llevar a un sistema más complicado como depresión bipolar y otras variantes de no atenderse con los correctivos adecuados a tiempo.

Para prevenir la depresión postparto puede seguir los siguientes consejos que le ayudarán:

  • Descanse el tiempo que sea necesario: debido a la constante falta de sueño uno de los consejos más importantes a seguir es “descansar bien” ya que en repetidas ocasiones de la noche tendrá que atender al niño.
  • Haga ejercicio y aliméntese sanamente.
  • Hágale saber a su esposo su estado de ánimo, para evitar conflictos, en esta etapa los que le rodean comprenden su situación.
  • Trate de evitar cualquier circunstancia que le haga sentir incomodo, y busque ayuda siempre que lo necesite.

Estos consejos le ayudaran a sobreponerse y a estar mejor, pero no olvide que la ayuda de un doctor en cada caso es sumamente importante, por ello siempre acuda a su hospital o clínica conforme como esté de salud. ​


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.