Que hacer en caso de embarazos múltiples

Comparte con tus familiares y amigas

Las razones por las cuales se dan los embarazos múltiples, son diversas. Entre ellas se encuentran, posiblemente, la herencia genética, la raza, tratamiento de fertilidad a lo que se ha sometido una mujer infértil e incluso el número de embarazos previos también puede influir para que este fenómeno de la vida tenga lugar.

Sin embargo, no estamos escribiendo estas líneas para descifrar el misterio de este tipo de embarazo, sino para dar unos cuantos consejos a esos padres que reciben la doble dicha de tener gemelos, trillizos o más bebés. Los cuidado son básicamente los mismo a un embarazo normal, solo que estos se multiplican pues están en juego más de una nueva vida.

Al no ser embarazos que se den con mucha frecuencia, éstos se convierten en embarazos de alto riesgo. Son riesgosos pues el cuerpo de la madre se verá sometido al peso de dos o más bebés, por lo tanto los cuidados serán mayores y mejores a los que se tuvieran para un embarazo normal.

Varias recomendaciones para embarazos multiples

  • Como en un embarazo normal, la madre debe ponerse en un control prenatal que le dé los cuidados propios a su situación.
  • Se le recomienda a las embarazadas mucho reposo.
  • El peso de la madre dependerá de la cantidad de hijos que esté esperando: por ejemplo una madre con un embarazo normal deberá aumentar de 10 a 13 kilos su peso normal, sin embargo un embarazo de tres hijos exigirá un aumento de peso de unos 22 o 28 kilos. La madre deberá consumir muchas calorías y vitaminas constantemente. A mayor número de bebés en camino, mayor deberá ser la ingesta de alimentos. Su dieta deberá incluir de todo: proteínas, calcio y carbohidratos; mucho hierro y ácido fólico.
  • Evitar a toda costa la deshidratación. Uno de los principales causantes de los partos prematuros es la falta de líquidos en el cuerpo.

Si pones atención a las recomendaciones, éstas son básicamente las mismas a un embarazo normal, sin embargo deberán ser puestas en práctica con más énfasis o rigurosidad pues estos embarazos son muy delicados debido a su naturaleza.

Ahora bien, se ha hablado del embarazo ¿Pero qué pasa después?

Tener dos o más hijos producto de un embarazo gemelar o triple no es tarea fácil. Los cuidos de los bebés también se multiplican, los gastos se incrementan y todo lo referente a la crianza de los hijos se hará en partida doble, triple, cuádruple o más, de ser posible. Pero ese es un tema que discutiremos en otra oportunidad.