Recomendaciones para el Parto

Muchas cosas podrás escuchar sobre que es lo que tienes que hacer para tener un buen parto. Infinidad de consejos, de experiencias y recomendaciones te serán dados a lo largo de tu embarazo. O tu misma querrás hacer exactamente lo mismo que hiciste durante tu primer embarazo, olvidando un poco que cada parto es totalmente diferente y obstaculizándote un poco el pasar por nuevas sensaciones. Por eso nunca está de mas que te informes un poco si es tu primer bebé o aunque ya lo hayas hecho en tu primer embarazo, porque el hecho de tener un hijo es muy muy muy importante en tu vida y cuanto mas informada estés, esta experiencia será mejor para ti, tu pareja y tu hijo. Además, en un segundo o tercer embarazo, de seguro descubrirás muchas cosas nuevas que en tu primera experiencia pasaron de largo.

Como ya habrás escuchado, existen muchas formas de tener un parto y la única que puede escoger la mejor forma de dar a luz una nueva vida eres tú. El estilo que te guste será correcto: partos naturales sin anestesia, con anestesia, en el agua, haciendo yoga, por medio de cesárea, etc.. Lo que si es cierto es que por lo general, las mujeres que se deciden por tener un parto natural sufren menos cantidad de dolor que aquellas mujeres a las que se les induce o estimula el parto.

Como otro dato que debes de tener en cuenta, es recordar que el romper la bolsa de las aguas, no significa que estés de parto en ese momento. Recuerda: Si las aguas que salgan son claras, no hay ninguna prisa por llegar al hospital. Pero recuerda muy bien la hora en que rompiste en aguas y coméntaselo a alguien, es un dato que te pedirán en el hospital para poder pautar los antibióticos que te proporcionarán en caso de ser necesario.

Algo que es de mucha ayuda para lograr tener un buen parto, es el poder contar con la compañía de alguien durante todo el proceso del parto. Procura que a tu lado se encuentre alguien de tu entera confianza, ya que esto favorece en demasía el que haya menos dolor en ti y genera una mayor tranquilidad durante todo el proceso.

Algunas personas sugieren que para aliviar los dolores durante el parto puedes moverte, darte una ducha o permitir la anestesia epidural (la anestesia que aplican en los hospitales), que es la mas conocida y practicada actualmente. Recuerda: existen otras formas de administrar la anestesia, pregunta a tu médico todas las opciones a las que puedes recurrir y selecciona una en específico, para que cuando llegue el momento del parto, no tengas que tomar decisiones de último momento.

Y por último, recuerda que la postura para dar a luz, es muy importante, es fundamental para favorecer la salida del bebé. Entre mas escuches a tu cuerpo y mayor libertad de movimiento te permitas, será mas fácil que encuentres la postura que te haga sentir mas cómoda y ayude favorablemente la salida de tu bebé.