Recomendaciones para enseñar a los niños a comer

Comparte con tus familiares y amigas

Dentro de unos meses, tu pequeño empezará a querer comer solo, pero mientras tanto te toca a ti conseguir que coma todo lo que le das. A partir de los 6 meses, se abre para él bebé un nuevo mundo de experimentación y le gustará poner la mano dentro del plato, tocar la comida y jugar con ella.

Para lograr que coma toda la papilla, debes tener mucha imaginación e inventar juegos para que la acepte con normalidad ya que para él es un cambio de sabores y texturas y necesitará su tiempo para adaptarse. Cuando son tan pequeños se cansan enseguida de cualquier juego así que tendrás que reinventarlos cada día para seguir llamando su atención, es importante establecer siempre que aunque lo hagas como un juego el comer para él es algo que debe hacer.

Sorprenderlo todos los días será tu reto personal, lo cual requiere renovar a nadie la imaginación. Puedes empezar con acciones clásicas como imitar los sonidos de diferentes medios de transporte (que viene el tren, mira como aterriza el avión, escucha como suena la bocina del camión o la sirena de un barco). También puedes inventar una canción, hacerle juegos con las manos y muecas para que se ría, enseñarle un cuento con imágenes de los alimentos que están en su papilla, dejar que toque la comida mientras le introducís la cuchara en la boca, utilizar platos con motivos infantiles para que descubra el personaje que hay debajo a medida que va desapareciendo la comida, etc. Todas estas acciones despiertan su interés por la comida, les transmiten confianza y además favorecen la consolidación de los vínculos afectivos con los papás.

Los psicólogos recomiendan amenizarles la comida pero sin alejarlos de ella; se trata de buscar actividades que hagan las comidas más agradables pero sin olvidar que forman parte importante de su aprendizaje de hábitos alimentarios. Es importante destacar que en esta etapa los bebes aprender la mayor cantidad de acciones que desees es a tra ves del juego, claro pero un juego bien enfocado asi ese logro permite que el bebe pueda no solo aprender sino a realizar solo esa tarea sino que también pueda ir evolucionando en su desarrollo cognoscitivo. Es en esta etapa donde la correcta orientación de los padres marca la diferencia entre aprender y enseñar correctamente al bebe en una acción fundamental para su socialización primaria.


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.