Recomendaciones para Tonificar tu Abdomen Después del Parto

Comparte con tus familiares y amigas

Muchas mujeres llegan a notar varios meses después de haber dado a luz, su panza todavía parece la de una mujer embarazada, rellenita, flácida, y en algunos casos con estrías o cicatrices de una cesárea. Ten paciencia, la recuperación de tu cuerpo toma tiempo, pues fueron nueve meses en los que tu barriga estuvo creciendo a medida que tu bebé crecía dentro de ti. Tal vez probado métodos que no han dado los resultados que esperabas, y al parecer esa pancita no piensa desaparecer por si sola, pues bien, te daré algunos consejos que seguro te ayudarán. En primer lugar debes  ser realista, saber que no todos los cuerpos son iguales, todo depende en gran medida de cuanto pesabas antes de tu embarazo, de cuanto peso subiste en esta etapa, la genética, de tus hábitos y de que tan activa seas. Si bien algunas mujeres logran recuperar su figura en muy poco tiempo después del parto, otras nunca lo logran, y a algunas les toma más tiempo de lo esperado. Si estás dando de lactar, esto te ayudará a perder peso, no solo en la zona abdominal, sino en todo tu cuerpo. Esto es debido a que en los primeros meses después del parto, el amamantamiento produce contracciones al útero que le ayudarán a reducir su tamaño, por otro lado, quemas calorías al elaborar la leche materna. Los ejercicios abdominales son muy buenos para lograr tu objetivo, de hecho hay uno que te resultará divertido, al tiempo que pondrás tu abdomen en forma: Túmbate de boca arriba en una superficie plana, firme y cómoda, por ejemplo en el piso con una colchoneta, recoge las piernas de manera que lleguen hasta tu pecho, sube los pies y pon a tu bebé allí encima sujetándolo con tus brazos, ahora diviértanse: comienza a balancearlo lentamente hacia arriba y hacia abajo. Esto te servirá para tonificar abdomen y suelo pélvico. Tomar mucho líquido es otra forma fácil y efectiva de disminuir el volumen de tu barriga. Bebe por lo menos 2 litros al día. El agua además de ayudarte a eliminar grasas y toxinas, favorece una buena circulación. Aliméntate sanamente e ingiere la mayor cantidad de nutrientes en tus comidas diarias. Fajarte ayuda bastante, pero lo mejor es que pidas opinión a tu médico y así decidas si hacerlo o no. Otros deportes como correr, nadar, Pilates también favorecerán tu  figura. Si eres de las personas que piensas que hacer ejercicio da pereza, anímate, el esfuerzo vale la pena para conseguirlo que quieres. Cualquier rutina de ejercicios debe ser supervisada  y aprobada por un profesional para no incurrir en excesos que puedan perjudicarte o hacerlo como no es no tener resultados Debes ser paciente y constante si quieres obtener los resultados esperados, así que ¿Qué esperas para iniciar?