¿Ya estoy de parto? Como saber si ya es el momento

Comparte con tus familiares y amigas

Para todas o la mayoría de las mujeres embarazadas, hay una duda que nunca falta, sobre todo si es el primer embarazo: ¿cómo sabré que estoy de parto? ¿Y si no identifico las señales? Por eso es importante que te informes, para que sepas que situaciones podrían estar relacionadas con el trabajo de parto y así evitar falsas alarmas y paseos innecesarios al hospital. Desde que llegas a la semana 36 de tu embarazo puede ir preparando la maleta que vas a llevar a la clínica, ya que por lo general el parto se presenta entre la semana 38 a la 42, aunque nunca se sabe a ciencia cierta cuando será, incluso puede ser antes o después. Si alguna vez acudes a maternidad por una falsa alarma, no te preocupes, no pasa nada, es mejor acudir ante la duda. Semanas antes del momento esperado, el cuerpo empieza a mostrar señales que te anunciarán que ese día se acerca como son: El Abdomen se inclina hacia abajo: esto ocurre porque el feto se ubica posición cefálica, (encajamiento) es decir, de boca abajo para preparase para salir, esto hará que sientas una presión en la pelvis y ganas frecuentes de ir al baño. Por lo general esto sucede semanas antes del parto, pero bien esto puede pasar minutos o días antes, o simplemente no pasar, en ese caso, los médicos sabrán que hacer. Aparecen las contracciones: la panza se pone dura, y duele, pero ¿cómo saber si son las contracciones de parto? Las contracciones de braxton o contracciones falsas se diferencian de las verdaderas por su intensidad y duración. (Las contracciones verdaderas son más dolorosas y más seguidas) Las contracciones de braxton son, irregulares y de poca intensidad, no van aumentando con el tiempo. Se originan porque el cuerpo genera más cantidad de  una hormona llamada  oxitocina, la cual activa las contracciones. Para aliviarlas recuéstate y respira profundo, da un paseo, o cambia de postura, de esta manera verás cómo desaparecen pronto, en cambio cuando son contracciones de parto, estas se presentan con regularidad cada tres o cinco minutos y duran unos 40 segundos; mientras esto pasa, se produce el borramiento del cuello del útero. La expulsión del tapón mucoso: Como su nombre lo indica, se expulsa una sustancia mucosa y espesa que puede estar acompañada de sangre, o ser rosada. La expulsión  puede presentarse de golpe o durar varios días como un flujo. El tapón mucoso puede ser expulsado día antes del parto o momentos antes. Ruptura de la fuente de agua: se puede presentar antes o después de empezar a sentir las contracciones. Si notas la salida de fluido por la vagina así sea mucho o poco, debes acudir cuanto antes al médico, ya que cuando esto pasa, el parto suele desencadenarse rápidamente. Ante la sospecha de que efectivamente ha empezado el trabajo de parto, debes recurrir a la atención medica cuanto antes, más no se recomienda salir corriendo desesperadamente, por el contrario conservar la calma te ayudará a actuar con cabeza fría y hacer las cosas de la mejor manera.