Una criatura dentro de un vientre materno es el mayor símbolo de amor.