TuMaternidad.com » Parto » Las bolas chinas: una buena alternativa para ayudar a la recuperación del suelo pélvico

Las bolas chinas: una buena alternativa para ayudar a la recuperación del suelo pélvico

Después del embarazo el suelo pélvico sufre muchas alteraciones, y más aún si no es el primer bebé. Pues este ha soportado mucho peso durante un largo periodo de tiempo. Esto puede provocar incontinencia urinaria y la caída del útero y la vejiga (prolapso). Está comprobado científicamente que las bolas chinas son muy útiles en este caso, y es por eso que ya están siendo recomendadas por médicos, sexólogos, y profesionales del área, ya que inducen de manera obligatoria e inconsciente  a realizar contracciones continuas  de los músculos del suelo pélvico, mejorando la incontinencia urinaria y favoreciendo por otro lado las relaciones sexuales haciéndolas más placenteras al ayudar también a la recuperación de la sensibilidad.

Las bolas chinas son dos bolas unidas por un hilo fino, el cual servirá para retirarlas. Cada bola contiene un una bola más pequeña en su interior.

La forma de utilizarlas es introduciéndolas en la vagina (el hilo debe quedar hacia afuera), tratando de sostenerlas la mayor cantidad de tiempo posible, un buen momento es cuando realizas tus actividades diarias, el tiempo que las tienes puesta debe ir aumentando progresivamente con los días.  para que tengan un efecto eficaz, deben usarse mientras estás en movimiento, pero no es recomendable usarlas más de tres o cuatro horas seguidas ni salir con ellas la primera vez que las usas, pues aún no sabes cuánto tiempo eres capaz de aguantarlas. Media hora o una hora al día es suficiente. Si lo deseas puedes utilizar lubricantes de base acuosa. El efecto que producen las bolas chinas es muy parecido a los de los ejercicios del kegel, (muy recomendados también para el fortalecimiento y tonificación del suelo pélvico). Se recomienda, antes del primer uso, ponerlas a hervir por lo menos ocho minutos y lavarlas tras cada uso con agua y jabón neutro, manteniéndolas siempre en un lugar limpio. Las manos también deben lavarse a la hora de introducirlas. Estos cuidados son necesarios puesto que la vagina es una zona muy delicada y fácilmente se puede ver expuesta a infecciones y hongos.

Las bolas chinas son utilizadas también como juguete sexual (para eso se inventaron en un principio) y por algunas mujeres durante el embarazo para ejercitar el suelo pélvico, así que en realidad son útiles. La vibración que se produce por el choque de la bola interna con la bola exterior suele ser placentera.

Lo cierto es que esta es una alternativa que cada vez se usa con más frecuencia, ya que son cómodas, fáciles de usar y realmente efectivas. No te desesperes si sientes que no puedes sostenerlas durante mucho tiempo, con la práctica te irás acostumbrando a ellas y te será cada día más fácil usarlas a medida que los músculos se fortalecen y tu perineo se recupera.

En caso de que sujetar las bolas le resulte imposible, acude a tu médico para que evalúe tu caso  y te dé las indicaciones correctas para solucionarlo.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

¡GRACIAS POR VISITARNOS!
Queremos REGALARTE el libro “El Embarazo: Semana a Semana” con la información detallada que necesitas sobre las todas las semanas tu embarazo.



Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

¡Curiosidades del parto y los recién nacidos!

El parto humano está lleno de misterios y curiosidades que muchas veces no conocemos, es un …

error: Alert: Content is protected !!