TuMaternidad.com » Parto » Las complicaciones más comunes en el parto

Las complicaciones más comunes en el parto

Desafortunadamente según cifras actuales un 10% de las mujeres sufre alguna dificultad durante el parto tanto en la primera fase de dilatación como en la segunda de expulsión del bebé que pone en situación de riesgo también a la madre. Los especialistas advierten que los peligros crecen con la edad ya que el envejecimiento de nuestro cuerpo juega un papel importante para favorecer ciertos riesgos en el parto. En los hospitales cuando se presente complicaciones en el parto siempre se recurre a especialistas altamente cualificados que en la mayoría de casos acaba con una intervención por medio de la cesárea o mediante la intervención de instrumentos como ventosa. Sin duda este es el protocolo que se sigue en los casos con complicaciones y que es sumamente importante para salvaguardar la vida y la salud tanto de la madre como la del feto. En la mayoría de casos se debe mencionar que las complicaciones surgen de forma espontánea y sin previo aviso aunque existen factores que pueden influenciar en gran medida como el caso de embarazo a edades avanzadas o en embarazos múltiples. Existen datos fiables que indican que el 15% de las mujeres que han superado los 40 años tienen mayores posibilidades de sufrir complicaciones en el parto. Y concretamente la mayoría de las complicaciones surgen porque el embarazo se ha prolongado demasiado o se ha detenido demasiado pronto. De hecho en la mayoría de caso se debe principalmente a la prolongación de la dilatación que no llega a producirse como debería por lo que es preciso administrar oxitocina para acelerarlo.

Otras veces se debe a que existe una obstrucción del canal del parto, debido sobre todo al que el niño tiene la cabeza algo más grande de lo previsto, que el bebé se encuentra mal colocado y se presenta de nalgas, de cara o incluso de pie, o incluso puede suceder que después de asomar la cabeza el resto del cuerpo no salga debido a una distocia de hombros debido a que se encuentren obstruidos por la pelvis. Todo ello puede llegar a ser realmente peligroso ya que puede producirse sufrimiento fetal y perjudicar seriamente a la salud tanto de la madre como la del bebé. No hay que olvidar que las contracciones uterinas que de por si se tienen durante el parto van a ser que el flujo de la sangre disminuya y el oxígeno también será menor. Afortunadamente, en la actualidad existen muchos medios para detectar si se está produciendo algún sufrimiento fetal mediante cardiotocográficos o la toma de muestras de la sangre del bebé.

Por último recordar que a pesar de que el parto es un proceso natural existen determinadas circunstancias que pueden traer problemas insospechados en un principio. Sabemos que en los países desarrollados la tase de mortalidad por dar a luz tanto para en las madres como en los bebe prácticamente es nula, afortunadamente debido a los avances tecnológicos y la mejora de las condiciones de higiene en la población.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

¡GRACIAS POR VISITARNOS!
Queremos REGALARTE el libro “El Embarazo: Semana a Semana” con la información detallada que necesitas sobre las todas las semanas tu embarazo.

Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Conoce los 9 tipos de parto

Para cualquier mujer que está embarazada, sin importar la edad, la posición económica o su …

error: