TuMaternidad.com » Parto » Seis trucos que te pueden ayudar a tener un parto sin dolor

Seis trucos que te pueden ayudar a tener un parto sin dolor

El parto sin duda es un momento muy esperado, la futura madre no puede evitar soñar con ese momento de ver a su hijo por primera vez y tenerlo en brazos, pero al mismo tiempo aparecen los nervios y el miedo de solo pensar en lo doloroso que puede ser el parto, pues esto no es un secreto para nadie, el parto duele, y aunque es posible tener un parto poco doloroso, hay que estar preparada, nunca se sabe cómo vaya a ser, pero ¿Quién ha dicho que no se puede hacer nada? Existen algunos trucos que puedes utilizar para combatir el dolor y sentirte más tranquila y segura en ese momento tan importante.

Es importante que seas consiente de que el parto es un momento por el que hay que pasar, así que lo mejor es mirarlo con positivismo y prepararse psicológica y físicamente para que la experiencia sea o menos traumática posible

Hacer ejercicios de relajación: al comienzo del trabajo de parto, mientras estás recostada en la camilla, puedes realizar ejercicios de relajación que por lo general consisten en tensionar y luego relajar cada parte del cuerpo, desde la cabeza hasta los pies y hacer ejercicios de visualización con la mente. Existen métodos en audio (como la relajación progresiva de Jacobson), puedes ponerte unos audífonos y cerrar los ojos para no distraerte, seguro esto te ayudará a rebajar el estrés y la tensión del parto. También puede probar con música relajante.

Hacer ejercicios de respiración: controlar la respiración de manera adecuada trae varias ventajas: ayuda a distraerte del dolor, las molestias que puedas sentir y a oxigenar al bebé. Respirar adecuadamente en el momento de la expulsión, puede hacer el parto más fácil y rápido.

Moverse: caminar favorece la dilatación, te distrae del dolor y ayuda a la circulación. Seguramente tu médico te lo recomendará, otras cosas que puedes hacer son arrodillarte, o hacer cuclillas.

La anestesia epidural: es muy utilizada hoy en día, se inyecta directamente en la columna vertebral y esta adormece el cuerpo de la madre de la cintura hacia abajo, por lo que algunas mujeres temen de no sentir las contracciones y por lo tanto no saber cuándo empujar, pero no hay de qué preocuparse, pues los médicos te estarán monitoreando y revisando constantemente, ellos te avisarán cuando sea el momento.

Masajes: resultan relajantes y aplicarlos sobre las zonas tensas hará que te sientas aliviada. Puedes pedir el favor a un familiar o a alguien del personal médico que te ayude si es preciso.

Estar acompañada por la pareja: ver a tu pareja en ese momento puede hacer que te sientas apoyada y confiada, seguramente él te dará ánimos. En algunos lugares no es permitido el paso  de familiares a la sala de partos, por lo que si estás pensando en esta opción, deberás preguntar primero en tu clínica, y si este es tu caso, esto no debe ser un motivo de preocupación, debes concentrarte en estar lo mejor posible para tu bebé.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

¡GRACIAS POR VISITARNOS!
Queremos REGALARTE el libro “El Embarazo: Semana a Semana” con la información detallada que necesitas sobre las todas las semanas tu embarazo.

Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

parto anestesia epidural

Parto natural o con anestesia ¿Cual escoger?

Uno de los temas que mas tensión causa a la madre, es el momento en …

error: